Los trastornos obsesivo-compulsivos

 

Tradicionalmente, el Trastorno obsesivo-compulsivo ha sido dividido en diferentes subtipos, atendiendo bien al tema de las obsesiones o de las compulsiones. Existe cierto consenso en las siguientes categorías:

 

a) Contaminación / lavado. Este subtipo se caracteriza porque la sensación de sentirse contaminado, infectado o sucio. En la mayoría de las ocasiones, el paciente responde a esta sensación lavándose compulsivamente, bien utilizando un método muy particular, bien hasta tener la sensación de sentirse limpio. El método particular puede ser lavarse utilizando un producto de limpieza determinado, lavarse un número de veces (dos, tres, diez, etc. o lavarse las diferentes partes del cuerpo siguiendo un orden determinado.

 

b) Daño / comprobación. Las obsesiones características de este subtipo suelen referirse a la posibilidad de que alguien del entorno del paciente haya podido sufrir algún tipo de accidente o daño. El paciente tiene la creencia de que tiene el poder de evitar que ese daño suceda realizando algún tipo de compulsión, como comprobar un número determinado de veces si el gas está apagado, comprobar repetidamente que una persona querida no ha sufrido ningún daño, etc.

 

c) Obsesiones sin compulsiones manifiestas. Este tipo de obsesiones/compulsiones es muy heterogéneo ya que, en el caso de las obsesiones pueden ir desde pensamientos "malos" referidos a la sexualidad hasta pensamientos referidos a la religión. En el caso de las compulsiones (mentales o encubiertas), pueden ir desde hacer cuentas mentales pare evitar alguna catástrofe, a rezar de manera repetida o compulsiva, pasando por cambiar "pensamientos buenos" por "pensamientos malos". Tradicionalmente se ha dicho que este tipo de obsesiones es muy poco frecuente. Sin embargo, una explicación alternativa es que, al ser encubiertas, el paciente tiende a ocultarlas y no acude al especialista.

 

d) Orden. Los pacientes con este tipo de obsesiones o compulsiones tienenla "manía" de tener todo muy ordenado, por lo que pasan horas y horas cambiando las cosas de lugar o revisando que todo esté en el sitio correcto. Estas obsesiones y preocupaciones, rara vez son las principales preocupaciones del paciente, ya que suelen verse más como un rasgo de personalidad, e incluso estar connotadas positivamente.

 

e) Acumulación. Los "acumuladores" son pacientes que dudan a la hora de tirar objetos de todo tipo, cotidianos, idiosincráticos (colecciones, etc.), acumulando gran cantidad de ellos en su casa. En muchos casos, los pacientes no quieren que nadie les toque, ordene o limpie esos objetos, provocando muchas disputas con las personas con las que conviven. En los casos más extremos, sus hogares o cuartos acaban estando inhabitables.

 

f) Otras. En la población infanto-juvenil tambiénsuelen darse otro tipo de obsesiones/compulsiones, como tener la necesidad de decir o confesar determindo tipo de cosas de manera repetida o compulsiones referidas al estudio, como estudiar la lección de forma muy repetitiva, siendo imposible acabar de estudiar todos los temas.